Tratamiento con Células Madre para la Diabetes Mellitus

Diabetes Mellitus

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes afecta a más de 422 millones de personas en todo el mundo y es una de las principales causas de muerte a nivel global.

El Stem Cells Transplant Institute en Costa Rica recomienda el uso de células madre mesenquimales derivadas del cordón umbilical (hUCMSCs) para el tratamiento de la diabetes.

Las células madre pueden reproducirse, es decir pueden generar más células madre, pero también tienen la capacidad de diferenciarse o convertirse en otros tipos de células como las células de la piel, cartílago, músculo, hígado, cerebro y tejido cardíaco.

Las células madre obtenidas de la sangre o del cordón umbilical se pueden aislar, reproducir y diferenciar en diferentes tipos de células.

diabetes stem cells treatment

Datos clave acerca de la Diabetes1

El número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares y amputación de las extremidades inferiores.

En el 2016, aproximadamente 1.6 millones de muertes fueron causadas directamente por la diabetes. Otros 2.2 millones de muertes fueron atribuibles a un alto nivel de glucosa en la sangre en el 2012 **.

Casi la mitad de todas las muertes atribuibles a un alto nivel de glucosa en la sangre se producen antes de los 70 años. La OMS estima que la diabetes fue la séptima causa de muerte en el 2016.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que se debe a un conjunto de condiciones  que afectan la forma en que el cuerpo metaboliza la glucosa, provocando niveles altos de azúcar en la sangre, lo que se conoce como hiperglucemia. En condiciones normales, cuando los niveles de glucosa en sangre aumentan, las células beta del páncreas liberan insulina, la cual está encargada de introducir la glucosa en las células.

En los pacientes con diabetes tipo 1, el sistema inmune ataca y destruye las células beta del páncreas, lo que hace imposible que el páncreas libere insulina. Esto resulta en niveles altos de azúcar en la sangre, lo que produce daño a diferentes órganos a largo plazo.

En los pacientes con diabetes tipo 2, la insulina producida por las células beta no es utilizada de forma adecuada, las células del cuerpo muestran una resistencia a la insulina (hormona encargada de introducir  azúcar a las células) por lo que el azúcar aumenta sus niveles en sangre.

Los investigadores están evaluando el uso de células madre para tratar la diabetes tipo 1 y tipo 2.