Riesgos Asociados Al Uso Prolongado De Corticosteroides En Pacientes Con Osteoartritis De La Rodilla

Las inyecciones de cortisona, también llamadas inyecciones de corticosteroides, pueden brindar un alivio a corto plazo a los pacientes que sufren dolor debido a diferentes enfermedades, como por ejemplo la osteoartritis de la rodilla. Al reducir la inflamación en la articulación afectada, los corticosteroides pueden proporcionar alivio en corto tiempo; sin embargo, si se usan con frecuencia, pueden causar efectos secundarios graves, que incluyen:

  • Infección en la articulación
  • Daño nervioso
  • Osteoporosis
  • Deterioro acelerado del cartílago en la rodilla
  • Tendones débiles o rotos
  • Incremento temporal en los niveles de azúcar en la sangre (Las personas con diabetes deben ser monitoreadas cuidadosamente durante 24-48 horas después de una inyección)

Los resultados de un estudio publicado en la Revista Journal of the American Medical Association del 16 de mayo de 2017 mostraron que el tratamiento a largo plazo con corticosteroides puede no ser beneficioso. Los investigadores evaluaron a 70 pacientes con osteoartritis de la rodilla. Los pacientes se dividieron en dos grupos; un grupo recibió inyecciones de esteroides cada tres meses durante dos años, mientras que el segundo grupo recibió inyecciones de placebo cada tres meses durante dos años. Al cabo de dos años, ninguno de los grupos tuvo una reducción clínicamente significativa del dolor y el grupo que recibió inyecciones de esteroides perdió casi el doble de cartílago que el grupo placebo. Los hallazgos de este estudio sugieren que las inyecciones de esteroides pueden no ser beneficiosas a largo plazo.

La Osteoartritis de la rodilla se produce cuando se desgasta el cartílago articular, que actúa como un cojín en la articulación de la rodilla. A medida que el cartílago se desgasta, hay una menor absorción de impactos y los huesos comenzarán a rozarse más estrechamente unos con otros; el resultado es dolor, hinchazón, rigidez y, en etapas posteriores de la enfermedad, la formación de espolones en los huesos y el contacto del hueso con el hueso. Si el uso a largo plazo de corticosteroides da como resultado la pérdida de cartílago, éstos pueden estar produciendo más bien, una aceleración de la enfermedad.

Los profesionales de Stem Cells Transplant Institute en Costa Rica usan células madre mesenquimales autólogas para el tratamiento de la osteoartritis de la rodilla. Las células madre promueven la autocuración del cartílago de la articulación de la rodilla. La osteoartritis de la rodilla se produce gracias a un cambio gradual en el sistema inmune que resulta en una inflamación crónica de la membrana sinovial, daños en el cartílago que rodea la rodilla y una remodelación de la estructura ósea. Se ha demostrado que las células madre mesenquimales regulan la respuesta del sistema inmune, inhiben la inflamación, estimulan el crecimiento de los vasos sanguíneos, reparan el tejido y estimulan la auto-regeneración del cartílago.

El equipo de expertos de Stem Cells Transplant Institute explota el potencial de la terapia con células madre para el tratamiento de la Osteoartritis mediante el uso de las tecnologías más avanzadas. Nos comprometemos a brindar un servicio personalizado y la más alta calidad de atención a cada paciente. Si le han diagnosticado osteoartritis de la rodilla y le interesan los posibles beneficios de la terapia con células madre, comuníquese con Stem Cells Transplant Institute para analizar sus opciones de tratamiento.

Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email